martes, 6 de julio de 2010

La semejanza nunca se nota solo la diferencia choca

Conectar con los clientes no es nada fácil... o quizá sí y depende de la actitud que tengamos. Predisposición hacia el otro, imitar sus gestos, posturas, tono de voz, elocución, ritmo.

Es fundamental dar importancia a todo lo que sea relevante para nuestro cliente aunque para nosotros pueda ser trivial o baladí. Si percibe que le damos valor a todo lo que para él es importante estará dispuesto a escucharnos y sobre todo confiará en nosotros.

Siempre digo que todos llevamos en la frente un cartel invisible que dice: "me gusta ser importante". Haga que su cliente se sienta así y conseguirá sus objetivos. Los vendedores exitosos son aquellos que si están en desacuerdo con su cliente en el 99% se centran exclusivamente en ése 1% que les une.

¿Y digo yo, merece la pena batallar en lo que que nos separa? De nada sirve ganar la razón y perder al cliente. Y, creo, que en nuestra vida personal sucede lo mismo... las parejas intentan compartir cosas que les unan en vez de querer hacer que el otro sea a su imagen y semejanza...

Llevar todo esto a la práctica quizá sea fácil decirlo y complejo hacerlo... en cualquier caso si tomamos conciencia de qué es lo ideal en alguna ocasión lo haremos bien.


video
El siguiente vídeo lo explica mejor que yo...

2 comentarios:

  1. La diferencia choca por ser distinto, por no seguir las normas. ¿cuánto dura ese impacto sin contenido, sin mensaje?. Poco muy poco. Es necesario que además de chocar se quede con nosotros, y nosotros con ellos, podamos compartir y aprender. Sólo es posible si el mensaje es veraz.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu aportación, coincido con lo que escribes. La duración, la veracidad y el impacto producido son claves.

    Además nuestro inconsciente, generalmente, suele percibir la diferencia y hace que no sintonicemos con nuestro interlocutor.

    Con la primera impresión sucede algo parecido, cuántas veces conocemos a alguien y nos cae bien o no y no sabemos expresar con
    palabras el porqué. Quizá nuestro inconsciente tenga mucho que decir...

    Gracias por participar en mi blog, estás en tu casa y cuando me visites serás muy bien recibido.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante...